iPad, se vende menos pero se usa más

27 de enero de 2010: Se presenta el iPad, nace una nueva categoría que en 3 años ha cambiado el mundo y ha sido ampliamente aceptada por la ...

27 de enero de 2010: Se presenta el iPad, nace una nueva categoría que en 3 años ha cambiado el mundo y ha sido ampliamente aceptada por la sociedad. Pocos meses después de salir el iPad aparecieron competidores que poco podían hacer antes las abrumadoras ventas de Apple. Pero nada es para siempre y esta vez Android ha superado en ventas al iPad.

En el tercer trimestre de 2013 se vendieron 34,6 millones de tabletas Android frente a los 14,6 tabletas con iOS. Un incremento bastante notable en Android ya que el año pasado se vendieron 18,5 millones en el mismo trimestre. Por el otro lado Apple ha bajado sus ventas de iPad respecto al mismo trimestre del año pasado, siendo éstas de 17 millones. En el siguiente gráfico se ve claramente: 

Venta de tabletas en Q3 de 2012 y 2013
No voy a negar la veracidad de estas cifras porque son las que son, pero quizás no reflejen la verdadera realidad. La finalidad de un producto es que se use ¿Cierto? Entonces, si medimos el índice de uso veremos realmente quién está por encima. ¿Y cuál es la función principal de una tableta? Navegar por internet, así que es tan sencillo como mirar la cuota de mercado de navegación web desde las tabletas. Y es aquí donde nos llevamos una sorpresa: El 84% de la navegación web se realiza desde un iPad mientras que en el restante 16% se hace desde una tableta con sistema operativo distinto de iOS (Android, Windows...)

Cuota de mercado según navegación web
Esta estadística contrasta con la de las ventas de tabletas y da que pensar: ¿Qué están haciendo las tabletas con Android para tener una cuota de navegación tan baja? ¿Por qué no se usan tanto como el iPad?

Estas preguntas tienen una respuesta relativamente sencilla: Todo está basado en la experiencia de usuario: si algo te agrada lo usas y si algo no funciona correctamente y te tienes que pelear con ello, dejas de usarlo. Muchas de las tabletas Android vendidas son de muy bajo coste y finalmente terminan metidas en un cajón, ya que su pantalla es realmente mala y su rendimiento aún peor. A esto hay que sumarle las aplicaciones, el verdadero alma de un dispositivo móvil. Android tiene poquísimas adaptadas para tabletas y éstas se limitan a ser las mismas que para un smartphone, pero ampliadas para el tamaño de una tableta, lo que conlleva a un mal aprovechamiento del hardware y, a su vez, una mala experiencia de usuario. Seguro que Google es consciente de este problema ya que para un fabricante debe ser muy deprimente que compren tu producto y no se le de uso.

De todas maneras este tipo de comparaciones no son totalmente objetivas ya que de iPad hay 3 modelos (iPad 2, iPad retina e iPad mini) y tabletas con Android hay cientos y muchas de ellas son de gama baja, por lo que no se pueden comparar con un iPad, que es una tableta de gama alta. La verdadera comparación sería, por ejemplo, iPad mini vs Nexus 7, ya que las dos están en el mismo rango.

Esta es la doble vara de medir las cosas y cada uno decide lo que cree conveniente: ¿Qué es mejor? ¿Vender mucho y que no se use o vender algo menos pero que se use? Sea cual sea la respuesta, cuanta más competencia mejor, siempre saldremos beneficiados.

Hasta el próximo post amigos!

Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item