Los fracasos de Apple (Parte II)

Ya vimos en la primera parte de esta serie de post que, a pesar de que Apple sea una de las empresas más valiosas del mundo, pasó por unos ...

Ya vimos en la primera parte de esta serie de post que, a pesar de que Apple sea una de las empresas más valiosas del mundo, pasó por unos momentos muy críticos debidos al lanzamiento de productos que no cuajaron en el consumidor por varias cuestiones, como por ejemplo un elevado precio. Hoy vamos a ver unos cuentos productos más que pasaron desapercibidos para los consumidores, pero no para la historia de la empresa de la manzana. Los errores del pasado pueden ayudar a prevenir los futuros.

  
 Macintosh TV: 

Ahora que está tan en boca de todos la rumoreada televisión de Apple, hemos de saber que ya lo intentaron a su modo en 1993 y que se convirtió en uno de los fracasos más sonados de la marca. La idea de este equipo era integrar ordenador y televisión, pero al final no hacía bien ni una cosa ni la otra. Estuvo en los escaparates 5 meses y se retiró del mercado. Apple sólo consiguió vender 10.000 unidades.

Macintosh TV

 El ratón USB: 

Nadie pensaba que un simple ratón se fuese a convertir en un fracaso para la empresa, pero es que tenía todas las papeletas para convertirse en lo que fue: un producto para el olvido. Tenía un cable demasiado corto, pero todo giraba en torno a su diseño: Redondo, no se adaptaba a la forma de la mano y no se sabía por donde coger ya que era igual por todas partes. Esto hizo que muy poca gente lo comprase. La forma redonda me recuerda a los auriculares de toda la vida: las orejas no son redondas. Entonces,  ¿Por qué el auricular es redondo? Apple desarrolló en su lugar los Earpods, unos auriculares con forma de oreja. Quizás haya aprendido de su error pasado y las formas redondas.

El ratón redondo de Apple
 Apple Pippin: 

Puede que no muchos lo sepan, pero Apple intentó entrar en el mundo de las consolas a mediados de los noventa con la Pippin. Era fundamentalmente un ordenador equipado con un lector de CD. Apple se apoyó en Bandai para dotarla de videojuegos, pero este hecho llevó el producto al fracaso. La PlayStation One de Sony se llevó todas las ventas.

Como contrapunto, en la actualidad y por paradójico que sea, los usuarios gastan más dinero en los juegos de iOS que en los de PlayStation. Con la aparición de iOS 7, ciertos accesorios como Gamepad y las aplicaciones en AppStore, Apple ha conseguido con sus iDevices tener su propia "consola" y con total éxito.

La videoconsola de Apple, Pippin

Como habéis visto en este último caso, el pasado sirvió para no caer en los mismos errores. El éxito de los videojuegos en el iPhone y el iPad se debe a su gran hardware y al esfuerzo de los desarrolladores en apostar por esta plataforma, justo lo contrario que lo que le pasó con la videoconsola de los años 90.

Muchas gracias y en el próximo post de "Los fracasos de Apple" analizaremos los fracasos más recientes y que nos han afectado a casi la mayoría de nosotros. ¡Hasta la próxima!

Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item