Nuevos iPhone, ¿Merece la pena cambiar? #iOS

Apple nos presentó su nueva apuesta en el mundo de los Smartphones el pasado 10 de septiembre. Mi amigo Sergio Navas os resumió las novedades en este post. Una vez vistas dichas novedades y características de los teléfonos, todos nos hacemos la pregunta: ¿Me lo compro? En este post os intentaré orientar sobre si debemos comprarnos uno de los nuevos teléfonos o quedarnos con el actual.


Si tenemos un iPhone 4 o anterior, o no tenemos un iPhone: 

Si no tienes un iPhone te animo a pasarte a él, disfrutarás de una experiencia sin igual. Si tienes un iPhone 4 notarás un gran salto en cualquiera de los dos modelos, tanto en el iPhone 5C como en el iPhone 5S. Obviamente, el iPhone 5S será mucho más potente, tendrá una mejor cámara y características exclusivas como, por ejemplo, el co-procesador M7 o el nuevo botón Home con Touch ID. El precio del iPhone 5C en su versión 16 Gb es de 599€ y el iPhone 5S en su versión de 16 Gb es de 699€. En tu mano queda decidir si usarás o no las características que ofrece cada uno. Por ejemplo: si no te importa tanto el diseño o la velocidad del procesador, te recomendaría que adquirieses un iPhone 5C. Si quieres un diseño excepcional, con una calidad de materiales insuperable, aparte del procesador actualmente más potente del mercado y una de las mejores cámaras, opta por el iPhone 5S.

Si tenemos un iPhone 4S:

Al tener un iPhone 4S sabes perfectamente lo que es Siri, conoces el gran rendimiento que tiene este dispositivo gracias al chip A5 que incorpora y su gran cámara.
El iPhone 5C te aportará poco: una mejor batería y una pantalla más grande. En tu mano queda si te compensa gastarte más dinero por un dedo más de pantalla y unos miliamperios más de batería.
El iPhone 5S ya es otra historia: aporta una mayor ligereza, un nuevo diseño y mejores materiales. Un procesador muchísimo más rápido y una cámara excepcional que graba incluso a 120 fotogramas por segundo. A todo esto hay que sumarle una mejor autonomía y una pantalla de 4 pulgadas. En este caso sí recomiendo el cambio, siempre que nuestro bolsillo nos lo permita, claro.

Si tenemos un iPhone 5:

Hasta hace muy poco tiempo el iPhone 5 era el último modelo de teléfono de Apple pero, como nada es para siempre, a falta de uno, tenemos dos modelos nuevos.
El iPhone 5C es exactamente igual que el iPhone 5 pero con carcasa de plástico y de colores, por lo que no se nos debe pasar por la cabeza el realizar este cambio, ya que tendríamos un iPhone 5 pero con peores materiales.
El iPhone 5S incorpora muchísimas mejoras, pero ¿tantas como para hacernos cambiar? Para mí no. El sensor de huella dactilar está muy bien e introduce un nivel de seguridad nunca visto, pero pienso que con la contraseña actual es suficiente. La cámara es superior, pero no tanto como para plantearnos el cambio. Introduce grabación a 120 fotogramas por segundo, aunque si nos lo planteamos de verdad, ¿cuántas veces usaremos esto aparte de para presumir con los amigos? Habrá gente que sí lo use a diario (por trabajo, por ejemplo) pero en términos generales será una característica que aunque esté muy bien no la usaremos en el día a día. El procesador, el chip A6, es más que suficiente para todas las tareas, nunca nos quedaremos cortos de potencia. Por estas razones no veo razonable el cambio del iPhone 5 al iPhone 5S, ya que en cualquiera de los casos disfrutaremos de un iOS 7 sin limitaciones.

Espero que os haya ayudado a decir, para cualquier cosa me podéis encontrar en Twitter por @gglomener o enviarme un e-mail a g.lomener@isenacode.net

Muchas gracias y ¡Hasta la proxima!

Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item