4 cosas que Windows debería aprender de Mac

En el anterior post vimos las " 4 cosas que debería aprender Mac de Windows ". En éste vamos a ver lo que Windows debería aprender...

En el anterior post vimos las "4 cosas que debería aprender Mac de Windows". En éste vamos a ver lo que Windows debería aprender de Mac.

Portada del artículo

Estabilidad y productividad:


Un sistema operativo de escritorio está hecho principalmente para trabajar. La estabilidad es esencial. ¿Os suena lo de "El explorador de Windows dejó de funcionar"? Una de las alertas que más nos fastidian ya que se reinicia todo. También os sonará la situación en la que una aplicación se cuelga y no la puedes cerrar, ni guardar lo que llevabas hecho y finalmente pierdes el trabajo. Este es el principal problema de Windows y aunque en las últimas versiones han mejorado muchísimo, sigue siendo normal encontrárselo. Por el contrario, en Mac, en los dos años que llevo con él, no he tenido que apagarlo bruscamente nunca y solo recuerdo dos cuelgues de aplicaciones.

En Mac puedes tener multitud de aplicaciones abiertas y funcionando a la vez sin que se mine el rendimiento, cosa que en Windows de momento no lo he conseguido. Además, la posibilidad de tener varios escritorios es una auténtica gozada cuando estás trabajando con varias cosas a la vez, y la integración con los gestos de trackpad es simplemente espectacular.

Seguridad:


Un clásico: en Mac no hay virus, en Windows sí. Es un auténtico placer estar sin un antivirus que te esté molestando cada dos por tres cuando se ha actualizado la base de virus y, aún mejor, ver como el ordenador no se realentiza con él.

Durabilidad:


He visto Mac que se han comprado en 2006 y funcionan como el primer día; sin embargo, pocos Windows veo que funcionen a la perfección pasado ese tiempo, si es que llegan a durar tanto. En parte se debe a que Apple trabaja con Software y Hardware juntos, lo que hace que exprima al máximo el ordenador. Esto con Windows es imposible ya que un mismo software ha de servir para cientos de fabricantes.

Actualizaciones:


Aunque Microsoft ha cambiado de tendencia y parece que va a sacar una nueva versión del sistema operativo cada año, las actualizaciones siguen siendo muy caras comparadas con Mac. En Mac no superan los 20 €, cuando en Windows sobrepasan los 100€ en su versión reducida y los 250€ en la versión pro. Esto hace que las personas sean mucho más reticentes a la hora de actualizar o opten por la piratería.

Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item