Consejos prácticos para usuarios de Macbook

Cuando compré mi primer Mac, un Macbook Pro 13" i7 de 2011, tenía muchas dudas. Un nuevo sistema operativo y una nueva máquina con ca...



Cuando compré mi primer Mac, un Macbook Pro 13" i7 de 2011, tenía muchas dudas. Un nuevo sistema operativo y una nueva máquina con características diferentes a lo que yo conocía. Siempre había sido de PC y de Windows, fiel defensor de Microsoft. Pero cuando me hice con mi primer Mac me fascinó y cada día que pasa, aún hoy, me fascina más.

Portada del artículo

Después de más de 2 años usando mi Macbook Pro quiero daros una serie de consideraciones que a mi me hubieran ido genial y que por más que "googleaba" no encontraba nada claro al respecto para resolver mis dudas. Pero antes vamos a comenzar con unos consejos para mejorar lo que ya tenemos.

Cómo mejorar el rendimiento de un Macbook:

Tal y como venía de serie mi máquina ya iba bien, pero en esta vida todo es mejorable. Al cabo de un año le amplié la memoria RAM y pasé de tener 4gb a tener 8gb. Noté una sensible mejora, todo iba más fluido pero nada extraordinario la verdad, aún así creo que el mínimo hoy en día para un Mac son los 8gb y recomiendo a todo el mundo la ampliación de RAM si se dispone de menos.

Donde sí noté un cambio sustancial fue en la incorporación de mi disco SSD de 128gb SanDisk. No es de la mejor marca del mundo pero a mi me funciona bien y es de los más económicos. Con el SSD la máquina "vuela" casi literalmente, arranca en 10 segundos cronometrados y las apps se ejecutan de una manera rapidísima. Si tienes la oportunidad, poner un SSD es mejor que estrenar máquina nueva.

El Macbook Pro se calienta:

Lo que nadie me dijo cuando me compré el Macbook Pro fue que se calentaba tanto, todo el mundo habla de lo rápido y potente que es. Pero nadie me dijo que pasaría del silencio más absoluto en funcionamiento normal al ruido de los ventiladores funcionando a tope cuando le exigía a mi Mac la máxima potencia, ya sea con los videojuegos o renderizando video. Nada alarmante, sólo el ruido del ventilador pero cuando te acostumbras al silencio del Mac sorprende notar como se calienta y los ventiladores hacen el típico ruido.

Antes de seguir quiero aclarar que el Macbook Pro de 13" sólo tiene un ventilador y los modelos de 15" o el extinto 17" tienen 2 ventiladores. En cualquier caso yo hablaré de ventiladores para generalizar.

Rápidamente y en un alarde de astucia desmedida me instalé dos aplicaciones que recomendaban en foros de Mac: iStats Menu y SmcFanControl. Con la primera podría monitorizar todo el hardware: ver revoluciones de funcionamiento de los ventiladores, temperatura del procesador, RAM usada, etc. Con la segunda app podría controlar la curva de funcionamiento de los ventiladores, en estado normal funcionan a 2.000 rpm pero conforme aumenta la temperatura los ventiladores también giran más rápido progresivamente. Con SmcFanControl modifiqué la curva de funcionamiento de los ventiladores para que fueran más rápido a menos temperatura. Creía que esto mejoraría la vida del procesador, pero me equivocaba. El hardware está diseñado para funcionar de la manera que venía por defecto y mi modificación no mejoraba la longevidad del procesador y sí mataba a los ventiladores poco a poco. Rápidamente volví a configurar los ventiladores como vienen por defecto y así continué hasta hoy en día.

Por mucho que sepamos de electrónica, informática o hardware no sabemos más que el que diseño la máquina y él definió la curva de funcionamiento de los ventiladores perfecta. Hoy en día renderizo varios videos al día y juego a videojuegos y mi máquina va perfectamente. Recomiendo no modificar el funcionamiento del hardware y dejarlo como viene por defecto.

Cómo trabajar con un monitor externo:

Al comprarme el Macbook Pro de 13" rápidamente quise aprovechar mi monitor externo LG de 22" y me compré junto al Mac un adaptador MiniDisplayPort a VGA. Creo que es la mejor opción y el combo perfecto para trabajar cómodamente: usar la pantalla del Macbook junto con un monitor externo.

Primero deciros que es recomendable configurar los ajustes de pantalla para poner el modo pantalla dividida y no la duplicación. De esta forma tendremos dos espacios (uno por pantalla) para poner ventanas de trabajo y con la mejor resolución posible en cada pantalla.

También me gustaría destacar los 2 estados de funcionamiento al cerrar la tapa de la pantalla del Macbook. Si no estamos cargando el Macbook y cerramos la tapa, siempre con un monitor externo conectado, el Mac entra en reposo y no podremos trabajar. Si estamos cargando el Mac y cerramos la tapa, se apaga la pantalla del Mac pero el equipo no entra en reposo y podremos trabajar exclusivamente con la pantalla externa. Era uno de los modos que más usaba, sobretodo para los videojuegos, pero el Mac se calienta unos grados más por lo que es recomendable usar una base de refrigeración para el Macbook.

Base de refrigeración

Consideraciones de temperatura:

El acabado de los Macbook es de aluminio y no han elegido este material por capricho, pues el aluminio es un excelente refrigerador pues absorbe toda la temperatura del interior del Mac y la reparte por toda la superficie del aluminio, de esta forma la electrónica del ordenador está más "fría".

Quiero destacar también que es importante tener en cuenta la superficie donde pongamos el Macbook, si es de madera es muy recomendable usar una base de refrigeración o elevar el Mac de alguna manera. La madera es la peor conductora de temperatura y mantiene el calor justo debajo de nuestro Macbook generando más calor aún a nuestra máquina. Si lo conseguimos elevar un poco mejorará la temperatura del equipo porque el aire es el mejor transportador de temperatura. Para muestra un botón:

Accesorio para elevar el Macbook

Compatibilidad del Mac:

El sistema operativo Mac es excelente y aunque no lo creáis es compatible con todos los ratones o teclados USB convencionales de PC. Cuando me compré el Mac pensaba que tendría que comprarme el ratón y teclado oficial de Apple, para trabajar exclusivamente con el monitor externo, pero me equivocaba. Ya en la Apple Store me comentaron que podía usar cualquier teclado o ratón USB y aproveché lo que ya tenía por casa :)

Bueno pues aquí doy por finalizado esta serie de consejos prácticos que he ido descubriendo con el paso del tiempo, no son la panacea pero ojalá hubiera existido este post cuando me compré mi primer Macbook y espero que a alguien más le sirva :)

¿Y tú vas a dar el salto a Mac?

Publicado por: Sergio Navas

Fundador y CEO del proyecto iSenaCode. Soy amante de la tecnología en todas sus vertientes, electrónico de profesión y un buscador incansable de la app perfecta ;)




Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item