iPhone 5C y nuestras sensaciones

iPhone 5C, uno de los dos nuevos teléfonos que nos ha presentado Apple este año. Un iPhone que no ha dejado indiferente a nadie, ya sea por sus llamativos colores, por su precio... Este iPhone es muy diferente de verlo en foto a verlo en persona, es decir, tocarlo, sentirlo... Apple se caracteriza por vendernos productos que nos hacen sentir, que nos cambian la vida, productos con los que solo tenemos que pensar en lo que queremos hacer y no en el dispositivo con el que lo queremos hacer.


Sí, son colores, pero van mucho más allá.

Antes en Apple se veía todo en blanco y negro.  Con la llegada de iOS 7 se nos abrió un mundo de colores y nuestros dispositivos se llenaron de vida, pero lo que jamás nos hubiésemos imaginado es que se fuese a plasmar esa vida en un teléfono. El color es mucho más, expresa emociones, expresa cómo somos y estos 5 colores del iPhone 5C pretenden reflejar nuestra personalidad.
Verde, azul, amarillo, rosa y blanco. Sinceramente a mí solo me gusta el color azul y en todo caso el verde. El rosa es demasiado fuerte para mi gusto (se ve a kilómetros), el amarillo demasiado apagado y el blanco me parece feo. Para gustos están los colores, y nunca mejor dicho.

Sí, es de plástico, pero no como el de los demás.

Apple en su últimos años había dejado el plástico de lado, apostando por el aluminio. De hecho, los Fanboys nos "reíamos" de los demás teléfonos por estar fabricados en este material. Apple sigue apostando por el aluminio, pero había que usar el plástico para conseguir esos colores tan vivos y llamativos con los que querían dotar al nuevo iPhone. Ya conocemos a la manzana y su inconformismo, así es que utilizaron un plástico y un proceso de fabricación que está muy lejos  de cualquier otro teléfono. El resultado: un teléfono que al cogerlo se siente muy sólido. El tacto engaña ya que no parece de plástico: estoy seguro de que si no lo viésemos y solo lo tocásemos no sabríamos de qué material está construido. Ver para creer o tocar para creer.

Sí, es de plástico, es de colores, pero es de Apple.

Es de Apple, eso lo dice todo: Hardware y Software juntos trabajando como en ningún otro dispositivo, incluso la interfaz se adapta al color que tenga el teléfono. Pero al ser de Apple también nos deja una cosa clara: No es barato. Se escucharon multitud de rumores sobre si sería éste el iPhone low-cost pero no, no fue así. Tim Cook lo desmintió entonces y lo sigue desmintiendo ahora: No quieren hacer productos de gama baja y los 599€ lo alejan bastante de esta categoría.

Ahora bien, puede que el secreto del low-cost no esté en Apple y sí en los operadores móviles ofreciéndolos con un contrato a un precio mucho más bajo: por ejemplo, en Estados Unidos podemos comprarlo desde 99€.

En definitiva: Es un terminal con un gran hardware, similar al del iPhone 5, incluso en algunos aspectos superior. Nuestros compañeros de Computer Hoy hicieron un análisis exhaustivo y completo del iPhone 5C que recomiendo que veáis.

iPhone 5C | vía Computer hoy

Yo, desde luego, sí que me plantearía pasarme del iPhone 5 al 5C si no me costase mucho dinero o me saliese gratis. El tacto me encanta, el color azul también y, sobre todo, me gusta que la batería le dure más.

Gracias y ¡Hasta la próxima!

Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item