¿Sangre alimentando ordenadores?

IBM, una de las empresas más importantes de la historia. Gracias a ellos tenemos el cajero automático o los discos duros. Actualmente no ha...

IBM, una de las empresas más importantes de la historia. Gracias a ellos tenemos el cajero automático o los discos duros. Actualmente no hace ruido, pero siempre ha sido fiel a su vocación por la innovación: es la compañía que más patentes registra del mundo. El año pasado certificaron un total de 6.478, cifra que no alcanza la suma de las patentes de Intel, Apple, Amazon, HP, Accenture y Oracle. Uno de sus secretos mejor guardados es la "revolución biológica" que intentó llevar a los ordenadores. ¿Ordenadores con sangre? ¿Chips con neuronas? Esto es lo que está llevando a cabo IBM.


Sangre en un ordenador:

Este es el tema del que os hablo en el podcast de hoy, el que está en la cabecera. IBM quiere reducir el tamaño de los ordenadores. Actualmente ese tipo de ordenadores, que no son precisamente los que tenemos en casa, ocupan una superficie de medio campo de fútbol. La solución pasa por usar sangre, no humana, para refrigerar y alimentar esos ordenadores llegando a reducir el tamaño de medio campo de fútbol al tamaño de un ordenador de sobremesa.

Neuronas en un chip:

Esto es lo que trataron de imitar en IBM por allá en el año 2011, y lo consiguió. No son neuronas humanas, por supuesto, pero sí tiene este chip un sistema capaz de recrear el funcionamiento de las ellas y las sinapsis mediante sofisticados algoritmos y circuitos de silicio, que en este caso simulan la actividad de 256 neuronas.

Si os hablo de Watson posiblemente os recuerde al compañero de Sherlock Holmes, pero no, en este caso me refiero al nombre de un ordenador, un ordenador que se tardó 14 años en desarrollar. Se hizo famoso en 2011 en EEUU tras su aparición en el concurso televisivo Jeopardy! al vencer a todos sus oponentes humanos.

Puede que la biotecnología produzca una nueva naturaleza, radicalmente diferente y hoy difícilmente imaginable. Aun así, la vida siempre será vida. Pero, ¿Qué lugar ocupará el ser humano de hoy ante esta nueva naturaleza biotécnica? ¿En qué situación se encontraran las sociedades que no se integren de pleno con estos productos biológicos? ¿Producirá la biotecnología "una nueva especie"? Éstas son algunas de las preguntas que nos podemos hacer. Estamos ante algo muy grande y que no sabemos las consecuencias que tendrá, tanto buenas como malas.

Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item