Windows phone Store ¿La gran amenaza de iOS y Android?

El mercado de los smartphones y tablets lo tienen prácticamente repartido entre Android e iOS. Windows Phone se abre camino poco a poco, sob...

El mercado de los smartphones y tablets lo tienen prácticamente repartido entre Android e iOS. Windows Phone se abre camino poco a poco, sobre todo en Europa, donde ya es una fuerza a tener en cuenta. Las aplicaciones son un factor decisivo para un dispositivo de esta categoría, sin ellas no son prácticamente nada, un pisapapeles. El único punto débil de Windows Phone era la falta de aplicaciones, al contrario que en Android y iOS, donde destaca la cantidad y sobre todo la calidad de ellas (en una plataforma la calidad es excelente y en otra mejorable). Puede que se dé la vuelta a la tortilla del mercado de los smartphone-tablet ya que desde Microsoft aseguran que en 2014 el problemas de las app estará solucionado, y los datos lo corroboran: cada día se crean 500 aplicaciones.


Esta semana han llegado tres pesos pesados a la Windows Phone Store: Waze, Instagram y Vine. Windows Phone Store cuenta ya con más de 190.000 aplicaciones, a las que cada día se suman 500 nuevas. Entre todas ellas han logrado superar los 3.000 millones de descargas. Unos buenos números, sin duda, pero aún así todavía están lejos de las tiendas de la competencia.

El aumento en las descargas durante el año transcurrido desde la salida de Windows Phone 8 es de casi un 290%. Windows Phone está cada vez más cerca de la igualdad de condiciones con iOS y Android. El 85% de las 25 aplicaciones más descargadas en estos últimos sistemas se encuentran también ya en Windows Phone.

Frente a este panorama, Joe Belfiorel, el máximo responsable de Windows Phone, ha asegurado que la brecha que los separa de las tiendas de Android o iOS terminará para finales del 2014. Está claro que será un camino largo y difícil pero que, si finalmente lo consiguen, pueden empezar a temblar Apple y Google.

Windows Phone tiene capacidades para atraer a los desarrolladores ya que no es un sistema tan cerrado como el de Apple ni tan abierto como el de Android. La mayoría de los desarrolladores no se atreven a dar el salto por la baja cuota de mercado que tiene esta plataforma y, aunque crece de una manera buena y ya está en el 9,2% de los smartphones europeos, no parece ser suficiente para animar a los desarrolladores. 

Una cuota de marcado tan modesta y una tienda de aplicaciones "descafeinada" son las consecuencias de haber llegado tan tarde a este mercado, en el que ya esta todo repartido y cuesta muchísimo abrirse paso.

En un año veremos si las predicciones de Joe Belfiorel han sido ciertas. Pero, si yo fuese Apple y Google, empezaría a preparame para más competencia.

Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item