¿Escuchas música offline o prefieres música en streaming?

El avance de la tecnología en los últimos tiempos ha cambiado la manera en la que las personas escuchan música. La música en streaming ha tomado fuerza entre los dispositivos de la gente gracias al despliegue del Internet móvil, quedando en el olvido para muchos el clásico método de escucha offline.


Al leer este artículo se sentirán identificados ambos sectores de los amantes de la música, algunos aferrados en el clásico almacenamiento de archivos de audio en la memoria de sus dispositivos, ya sean ordenadores, portátiles, tabletas, smartphones o reproductores multimedia; otros en cambio, ya no pueden vivir sin una conexión de datos a Internet porque toda su música se encuentra en la nube para poder acceder a ella desde cualquier lugar y en cualquier momento, ya sea en servicios de música como Spotify, Pandora, Grooveshark, iTunes Radio… o incluso servicios de alojamiento de archivos como Dropbox, Google Music, iTunes Match... entre otros.

Vamos a analizar los aspectos de cada una de estas dos formas en las que hoy en día podemos disfrutar de nuestra música favorita repasando sus ventajas e inconvenientes.

Música en la memoria de tus dispositivos.

Pros:
  • No necesitas conexión a Internet (es un método offline).
  • Es gratis (exceptuando las canciones que puedas haber comprado).
  • Eres dueño de tus propios archivos de música.
  • Tienes la seguridad de conservar siempre las canciones que tú elijas.

Contras:
  • Estás limitado a la cantidad de espacio de memoria de tus dispositivos.
  • Tienes la obligación de incluir continuamente en cada dispositivo las canciones que tengas pensado reproducir luego.
  • Tendrás la necesidad de actualizar periódicamente tu biblioteca musical para no aburrirte de ella.
  • La calidad del audio dependerá de tus propios archivos.
  • Puede fomentar la piratería.

Chica escuchando música en el iPhone para sus prácticas de danza

Música en streaming.

Pros:
  • Tu música no consumirá espacio en la memoria de tus dispositivos.
  • Tienes un número ilimitado de canciones disponibles para escuchar.
  • Puedes acceder a toda tu música en cualquier momento y lugar (con Internet).
  • No te tienes que preocupar por incluir archivos de audio en tus dispositivos.
  • La música se actualiza continuamente y los nuevos álbumes de tus artistas favoritos siempre estarán a tu disposición.
  • La calidad del audio suele ser la más alta (320 kbps).
  • Tendrás la posibilidad de descargar determinadas canciones para escucharlas posteriormente sin conexión (depende del servicio).
  • Toda la música es original y posee los derechos de copyright de artistas y discográficas.

Contras:
  • Necesitas conexión a Internet permanente (es un método online).
  • El volumen de datos móviles contratado en tu tarifa se puede reducir considerablemente rápido.
  • Generalmente son servicios de pago (suscripción mensual o anual).
  • No eres dueño de la música que escuchas.
  • Es posible que no encuentres algún artista, álbum o canciones determinadas.

Chica escuchando música en el iPhone junto a sus amigos

Conclusiones.

Hemos repasado bastantes puntos a tener en cuenta para poder decantarse por una u otra opción a la hora de escuchar música. Ambos métodos tienen sus atractivos y sus desventajas, y aunque en mi opinión el futuro está en la nube, también hay que tener en cuenta ciertas realidades que he resumido en tres apartados:
  1. Para empezar, mucha gente sigue acostumbrada a llevar su propia música almacenada en sus reproductores y no es tarea fácil convencerla para dar el salto a Internet y lo que ello conlleva, como depender de la cobertura.

  2. Como segundo punto, las tarifas de datos móviles, al menos en España, aun no se ofrece una buena relación de precio y cantidad de megabytes, siendo esto un gran inconveniente a la hora de consumir excesivamente rápido nuestro volumen de datos móviles escuchando música online y quedándonos sin velocidad suficiente para el resto de tareas con nuestro dispositivo.

  3. En tercer lugar, las propias compañías de servicios de música en streaming tampoco ofertan unas cuotas de suscripción que se adecúen al precio que la gente está dispuesta a pagar, aunque parece que las discográficas están cediendo a los nuevos tiempos y además, empresas como Spotify poseen servicios gratuitos (aunque con restricciones) financiados con publicidad. De hecho, parece ser que en los próximos días este servicio gratuito pase a estar disponible en los dispositivos con iOS, cosa que únicamente podían disfrutar los usuarios Premium.

Para finalizar, como amante musical, quiero reivindicar el desarrollo de las nuevas tecnologías que nos permiten disfrutar a diario de la música como uno de los elementos más increíbles y necesarios que podemos tener en la vida. Me gustaría destacar especialmente los aportes realizados a la industria musical por Steve Jobs y la firma de la manzana mordida con inventos como el iPod, el iPhone, iTunes o el novedoso iTunes Radio.





Fotografía de Julio Escribano Julio Escribano
Editor del proyecto #iSenaCode.
Educado por el hip-hop; amante del diseño; adicto a la comida basura, a Internet y a la tecnología  Apple.

Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item