Windows XP, la gran pesadilla de Microsoft

Windows XP ha sido hasta hace bien poco el rey dominante sobre el resto de sistemas operativos, actualmente con una cuota de mercado bastant...

Windows XP ha sido hasta hace bien poco el rey dominante sobre el resto de sistemas operativos, actualmente con una cuota de mercado bastante alta (31,42%). Estos datos en un principio parecen buenos: ya me gustaría que Mac tuviese esa cuota. Pero todo lo contrario, ese porcentaje corrobora que Windows XP es actualmente la peor pesadilla para Microsoft.


Windows XP fue lanzado en 2001 con la esperanza de superar el fracaso del sistema operativo anterior. Contaba, y sigue contando, con un gran rendimiento y que además se ha ido puliendo con los Service Pack. Las ventas de licencias y ordenadores con este sistema operativo se contaron por cientos de millones y se convirtió en el sistema operativo más vendido de la historia.

Años más tarde Microsoft empezó a desarrollar un nuevo sistema operativo para dar nuevas utilidades a los usuarios y ganar dinero, pues no olvidemos que es una empresa. ¿Adivináis el nombre de eses sistema operativo? Efectivamente: Windows Vista. Este sistema salió tan mal que hasta Apple se burló de él en los carteles de la WWDC. Este fiasco de Microsoft no hizo más que aumentar la confianza de los usuarios en Windows XP, un sistema que no daba nunca problemas.

Cartel expuesto durante la WWDC 2006
Microsoft se puso entonces a desarrollar un nuevo sistema operativo que lo sustituyera ya que consideraba que Vista no tenía arreglo; un tiempo después salió Windows 7. Este sistema no defraudó y de hecho es ahora el sistema operativo más usado. El problema es que llegó demasiado tarde, ya que Windows 7 debió de ser Windows Vista. Esto creó unos años de vacío en los que se siguió afianzando XP.

Actualmente XP es un viejo fantasma del pasado, tiene más de una década. Microsoft ha intentado "quitárselo de en medio" en varias ocasiones y parece que finalmente sucederá en abril de 2014. En ese mes los de Redmond dejarán de dar soporte a este sistema, aún con los problemas que ello contrae, como ya os hablé en otro artículo. Hay muchas razones por las que los usuarios no se han actualizado y siguen con XP, aunque las principales son las económicas y la compatibilidad del ordenador. Puede que a algunos no les guste esta estrategia pero se necesita avanzar y utilizando sistemas operativos tan antiguos es muy difícil hacerlo.

En cuestión de meses terminará este problema para Microsoft, aunque no deja de ser una paradoja que Windows XP les haya dado tantas alegrías y ahora les esté dando tantos quebraderos de cabeza.

Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item