iOS 7.1.1 y el gran poder de las cosas pequeñas

Desde que salió iOS 7.0 todo ha sido una sucesión de actualizaciones corrigiendo fallos y más fallos. Tras varias versiones como 7.0.4 o 7.0...

Desde que salió iOS 7.0 todo ha sido una sucesión de actualizaciones corrigiendo fallos y más fallos. Tras varias versiones como 7.0.4 o 7.0.6 llegó iOS 7.1, la gran actualización que todos esperábamos. 7.1 trajo muchas novedades y fue una actualización bastante pesada, unos 200 megas, pero parece que ésta trajo más problemas que soluciones. Apple no se pronunció entonces, pero esta semana hemos recibido una actualización más, iOS 7.1.1 que apenas ocupaba 20 megas. A pesar de ser una pequeña actualización, ha mejorado más el funcionamiento de mi iPhone 5S que ninguna otra.


Todo lo que os voy a contar hoy esta basado en mi experiencia, es decir, en lo que yo he sentido y comprobado en mi iPhone 5S, pero además, en este caso, lo que yo siento también coincide con unos estudios.

La batería

La batería, creo que no hay elemento más polémico en un smartphone. A unos les dura mucho, a otros poco... iOS 7.1 prometía una mayor duración de ésta, pero no fue así. Mucho usuarios reportaron fallos en este terreno, la batería se les acababa muy rápidamente. En mi caso no fue así, seguí más o menos igual que en 7.0.6 o incluso algo mejor, pero lo mío debía ser un caso aislado ya que muchísimas personas se quejaban de la poca duración de batería en iOS 7.1

Con iOS 7.1.1, y sus apenas 20 megas de peso, parece que la cosa ha cambiado drásticamente. En mi caso he notado mucho su aumento. Antes llegaba del instituto con un 70% y ahora estoy llegando con un 83%, pero en esta ocasión no soy yo solo, sino mucha gente la que ha notado en sus dispositivos una mayor duración de la batería. Además un estudio ha demostrado que sí, que sí dura más, llegando incluso a niveles superiores a los de iOS 6.

Touch ID

El sensor de huella dactilar cambia radicalmente la forma en la que interactúas con tu iPhone, por lo que cualquier fallo en esta parte estropea todo lo demás. El touch ID nunca ha funcionado mal, pero si había ocasiones en la que le costaba leer la huella y además, con el paso del tiempo, notabas como iba perdiendo esa memoria. Apple intentó solucionarlo en diversas ocasiones pero con iOS 7.1.1 y sus escasos 20 megas han dado en la clave. La nueva versión de iOS toma ahora múltiples capturas de cada posición en la que posamos el dedo al configurarlo, en vez de tomar solo una captura, y utiliza un algoritmo que predice los errores potenciales que podrían suceder en el futuro.

Yo he notado muchísimo como Apple ha mejorado el reconocimiento del Touch ID. Os pongo un ejemplo, el pulgar de mi mano izquierda le costaba mucho reconocerlo, lo tenía que poner varias veces, fue actualizar y sin volver a configurar la huella me lo reconoce al instante. También he notado que reconoce mejor la huella cuando nuestro dedo esta mojado, no es que le tiremos un vaso de agua encima, pero si con el sudor del gimnasio o al salir de la ducha, antes no lo reconocía y ahora sí.


Me parecía muy interesante escribir este artículo para reconocer a Apple el trabajo realizado. Siempre somos los primeros en criticar que si esto funciona mal, que si antes era mejor... pero a la hora de agradecer no se oyen tantas voces como a la de criticar. También me ha parecido curioso como una actualización tan pequeña ha conseguido cambiar tantas cosas. Aquí queda demostrado como una pequeña cosa tiene unos grandes resultados. ¿Qué tal si hacemos lo mismo que Apple? ¿Qué tal si todos hacemos un pequeño gesto, como por ejemplo, sonreír más? Seguro, que al igual que con iOS 7.1.1, obtendremos un gran resultado.

Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item