Proyecto Novena, portátiles con hardware abierto

Todos conocemos la filosofía del Software Libre, cuyos principios se basan en que un usuario, una vez que dispone del software, puede usarlo, modificarlo y distribuirlo cuanto quiera, entre otras cosas. En base a los usuarios que siguen esta filosofía y usan software libre en su día a día, nace el Proyecto Novena, una gama de ordenadores portátiles cuyo hardware es hardware libre.

"Por favor, toquetea y experimenta conmigo"

Pese a que el diseño no tiene nada que ver con los finos y vistosos ordenadores portátiles que encontramos hoy día, sino más bien todo lo contrario, está pensado de forma que al usuario le sea muy sencillo acceder a los componentes y ampliarlos.

Asímismo, todo el hardware es libre, como ya os he comentado anteriormente. Esto quiere decir que todos los planos, esquemas y documentación del hardware está completamente a disposición del público, por lo que todo usuario puede añadir mejoras al diseño y corregir errores. Ojo, que sea libre no significa que sea gratuito, ya que los ordenadores del Proyecto los debemos comprar, más abajo os explico los diferentes modelos.

Modelo "All-In-One" del Proyecto Novena

Especificaciones técnicas:

Encontraremos componentes poco o nada usuales, olvidaros de arquitecturas Intel o AMD. La placa base cuenta con procesador CPU Freescale iMX6, lo que viene siendo un procesador con una arquitectura Micro-ARM, con cuatro núcleos a 1,2GHz. Por la parte de la memoria RAM, tenemos un slot para un stick DIMM-DDR3 a 1066MHz, y para almacenamiento, un puerto SATA-II a 3Gbps.

Como conexiones, tenemos dos puertos Ethernet. uno Gigabit, y otro a 100Mbps, además de dos puertos USB 2.0. Adicionalmente, tenemos micrófono opcional, acelerómetro, tres puertos UART internos, puerto HDMI, lector de tarjetas SD, entre otros puertos e interfaces más específicos y menos conocidos.

Quizás a algunos os suene el concepto de Raspberry Pi, y es que este sistema puede arrancar mediante un sistema operativo instalado en una tarjeta MicroSD, tal y como la Raspberry Pi es capaz de hacer.

Diferentes modelos:

Tenemos el modelo básico, a un precio de 500 dólares, que incluye sólo la placa base, con 4GB de RAM, MicroSD de 4GB y tarjeta WiFi PCI-E. Si gastamos un poco más, tenemos un modelo "All-In-One", por 1.195 dólares, que además incluye una carcasa con pantalla Full HD a la que podemos conectar un teclado y ratón.

Si vamos más allá, tenemos dos modelos más, dos portátiles. Ambos incluyen carcasa, batería y la circuitería necesaria para alimentar el dispositivo. El modelo más barato, que asciende a 1.995 dólares, incluye carcasa de aluminio y una unidad SSD de 240GB; y otro bastante más caro, cuyo precio está en 5.000 dólares, en el cual se integra el teclado e incluye una carcasa de madera elaborada a mano.

Todas las configuraciones llevan Debian preinstalado.

Sin duda es una propuesta bastante interesante, aunque claramente fuera del alcance de muchos y con unas especificaciones que no pueden competir con la mayoría de equipos en el mercado, aunque seguramente un sector específico de usuarios sepa sacarle todo el partido a estos equipos y disfrutar de ellos.


Publicado por: Pedro Adame Vergara

Coordinador del Blog iSenaCode. Soy un gamer por naturaleza y experto en Windows. Soy el experto de iSenaCode en todo lo relacionado con el mundo del PC.


Publicar un comentario

Destacado

Siguenos en las redes sociales



item