Relatos de una chica geek: ¿Hay vida más allá de la tecnología?

Cada vez son más las veces que veo en la televisión noticias sobre la "obsesión" que tenemos por el móvil, sobre cuantas horas pasamos con él, o mismamente nuestros padres y sus expresiones de 'es que estás todo el día con el móvil'. En este relato quiero reflexionar con vosotros sobre este tema en general. Tengamos en cuenta que el punto de vista es el de un adolescente.

Capítulo 14

¿Necesidad o vicio?

Hoy en día es muy normal ir a cualquier lado, a cualquier hora y ver a muchas personas con la cabeza hacía abajo mirando una pantalla, y detrás de esa pantalla, probablemente, algún sentimiento (no seáis tan románticos que hay sentimientos que no tienen nada que ver con el amor). Es por eso que os hago esta pregunta: ¿Necesidad o vicio? Hay quien lo llama vicio u obsesión, y vuelvo a referirme sobre todo a las madres, por que sí, todos sabemos que las madres son más 'quisquillosas' con ese tema que los padres. Yo recuerdo cuando tenia entre 10 - 15 años que cuando me regañaban y querían castigar con algo lo hacían con no salir a la calle o no ir a entrenar (si, jugaba a baloncesto y era por aquel entonces mi pasión. Que recuerdos...), o cosas de ese estilo, ¿no? Eso ya se ha perdido, ahora el castigo es quitar el móvil. Quizá para vosotros sea una tontería esa frase, pero cuidado, que yo la analizo y pienso: mi madre me quita el móvil, pero voy a seguir viendo a mis amigos, saliendo a la calle. ¡¿HOLA?! Queridos padres, si queréis que vuestro hijo/a no le de importancia al móvil, no se la deis vosotros como castigo. No se si me explico... 

En fin, me desvío del tema... Lo cierto es que para mi no es un vicio en si, no considero que sea un vicio u obsesión. Más bien una necesidad, necesito mi móvil para trabajar y para muchas cosas. En serio, las facilidades que nos dan la tecnología y el Internet ahora es para estar agradecidos, siempre y cuando se use bien, de la forma adecuada.. ¿a quién puede hacerle daño esto? A nadie, no hacemos daño a nadie. 

Más bien pienso que, si todo esto nos supone un problema es porque nos lo creamos nosotros mismos, me explico, y además mediante dos ejemplos muy actuales en la sociedad:

WhatsApp:

WhatsApp como sabéis es la aplicación de mensajería por excelencia. Esta arriba, en la cima, y es muy difícil que alguna otra la sustituya. Es tal la dependencia que WhatsApp ha creado en la mayoría de los jóvenes, y algunos no tan jóvenes, que por una simple 'última conexión' o lo que sea, se rompen relaciones, se crean discusiones... ¿en que mundo vivís los que permitís esto? ¿No podéis pensar que esa persona que está al otro lado del teléfono, puede estar ocupada, haya podido abrir el WhatsApp pero no lo haya podido leer? Y esta es solo una situación, pero se me vienen muchas a la cabeza... Y prefiero no mencionar los accidentes de tráfico que se producen porque nosotros mismos lo permitimos. Sabemos de sobra que si conducimos no podemos mirar el WhatsApp, pero nos gusta el riesgo, ¿verdad? Amigos... Más vale una respuesta tarde, que no poder responder nunca.

No uses el móvil cuando conduzcas

Twitter: 

Otra de las redes sociales por excelencia. Como sabéis Twitter nos da la posibilidad de conocer gente, estar al tanto de noticias, novedades, seguir a tus ídolos, etc., etc. Por el contrario, hay que aguantar a diario como personas de gustos diferentes se faltan el respeto, a veces de manera que yo no sé ni describir. Si algo debemos tener claro a la hora de meternos a Twitter es la libertad de expresión. Que alguien tenga gustos y opiniones diferentes no significa que tengamos que faltar al respeto al contrario. Además, si hay algo que Twitter nos ofrece es la posibilidad de seguir a quien queramos, si no te gusta lo que una persona escribe es tan sencillo como no seguirla. 

Como veis, y ya he adelantado, Internet no es el problema, el problema es el uso que nosotros le demos. Pero igual que el Internet, pasa con todo. No hay nada malo, lo malo es el uso que le demos nosotros.

Yo tengo muy claro que en mi caso a veces es necesidad, a veces aburrimiento, entretetenimiento, trabajo, estudios.. pero vicio no. ¿Qué por que? Por que si estoy ocupada con otra cosa, el móvil pasa a un segundo plano, a no ser como digo, que lo necesito.

Y vosotros, ¿qué opináis? 
¡Hasta la semana que viene, amigos!

¿Cómo leer más relatos?

Si quieres leer más de mis relatos, encontrarás todos los capítulos aquí :)



Publicado por: Belén Maya

Redactora del proyecto iSenaCode. Soy una informática apasionada del mundo Apple, en este Blog os cuento mis experiencias personales con toda la tecnología que llega a mis manos.



Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item