NTFS, FAT32, exFAT ¿cuál es el sistema de archivos más adecuado para unidades de almacenamiento?

Una duda que nos surge a todos a la hora de manejar nuestros pendrives, tarjetas SD, discos duros externos o cualquier unidad de almacenamiento que utilicemos es el sistema de archivos en el que darles formato. Actualmente los tres tipos más utilizados son NTFS, FAT32 y exFAT. En este artículo vamos a analizar sus pros y sus contras para tratar de encontrar cuál es el que más se acerca a las necesidades de cada usuario en cuanto a unidades de almacenamiento.

NTFS

NTFS (New Technology File System) es el sistema de archivos estándar de Windows, desarrollado por Microsoft nacido en 1993, admite un volumen de disco de hasta 256 TB y un tamaño máximo de archivo de 16 TB.

Cualquier versión de Windows puede leer y escribir perfectamente sobre este sistema de archivos, sin embargo, OS X puede leerlo pero no escribirlo (se puede conseguir escribir en NTFS desde Mac utilizando aplicaciones de terceros), y en Linux se ha ido mejorando su uso en las últimas versiones aunque no tiene compatibilidad completa.

En velocidad resulta ser muy inferior a los otros dos tipos.

FAT32

FAT32 (File Allocation Table) es la última versión FAT desarrollada por Microsoft nacida en 1996, admite un volumen de disco de hasta 2 TB y un tamaño máximo de archivo de 4 GB.

A pesar de sus limitaciones es el sistema de archivos más compatible de los tres. Se puede leer y escribir sobre FAT32 desde Windows, OS X, Linux, e incluso es compatible con la mayoría de equipos como televisores, reproductores DVD, cámaras...

En velocidad es superior a NTFS aunque menos rápido que exFAT.

exFAT

exFAT (Extended File Allocation Table) es la versión mejorada de FAT32, también desarrollado por Microsoft y nacido en 2006, admitiendo un volumen de disco de hasta 512 TB y un tamaño máximo de archivo de 16 EiB.

Al ser el formato más reciente sólo es compatible con las últimas versiones de los sistemas operativos (Windows XP SP3, Windows Vista SP1, Windows 7 y superior, OS X 10.6.5 y superior e incluso Linux). Por otra parte, es un sistema de archivos sin apenas restricciones y con una total compatibilidad nativa en ambas plataformas.

Tiene la mayor velocidad comparado con los otros dos formatos.

Conclusiones

Desde mi punto de vista, es recomendable utilizar FAT32 para unidades de almacenamiento pequeñas como pendrives o tarjetas SD, ya que su amplia compatibilidad nos permitirá poder utilizar nuestros datos casi en cualquier dispositivo y la limitación de 4GB por archivo no será un gran problema dependiendo del uso que le demos.

En unidades de almacenamiento de gran tamaño como discos duros externos, utilizaremos NTFS si nuestro entorno de dispositivos es mayoritariamente Windows, o bien podremos utilizar exFAT si queremos tener total compatibilidad con las últimas versiones de Windows, Mac y Linux para poder visualizar y modificar nuestros archivos nativamente desde cualquiera de ellos.

Anteriormente, exFAT no era recomendable porque el número de usuarios de sistemas operativos antiguos era muy amplio, pero actualmente la mayoría de usuarios tienen versiones más recientes y exFAT empieza a ser considerada la opción más acertada.


Fotografía de Julio Escribano Julio Escribano
Editor del proyecto #iSenaCode.
Educado por el hip-hop; amante del diseño; adicto a la comida basura, a Internet y a la tecnología  Apple.

Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item