Cómo utilizar el móvil a la hora de viajar

Llegan las vacaciones y muchos viajarán al extranjero, utilizando sus teléfonos móviles para comunicarse con su gente. El problema son las altas tarifas de roaming. Si bien en la Unión Europa están reguladas aún resultan caras, sobre todo en lo que respecta a Internet móvil, las que además se aplican sólo si estás dentro de países de la Unión y no en otros lugares del mundo.

Si quieres usar el móvil en el extranjero, hay mejores opciones:

  • Compra una SIM de prepago del país en que estés: La forma de comunicación más importante para los usuarios actuales, es la que realizan mediante Internet móvil. El utilizar una SIM local, nos permite utilizar el 3G o LTE sin depender del WIFI. Lo primero es fijarse si nuestro dispositivo está liberado para su uso internacional y, si las redes móviles del país son compatibles con este. En base a eso, selecciona el operador que más te convenga. La mayoría de los prepagos, te permite comprar cierta cantidad de Gigas o Megas de Internet Móvil, las que puedes utilizar cuando no encuentres una red WIFI gratuita disponible. El uso de conexiones 3G o 4G, también trae como beneficio una mayor seguridad para nuestras comunicaciones, algo importante si usamos datos sensibles. Este consejo sirve para viajar a cualquier país. Si estás dentro de la Union Europea, mira que operador de tu país ofrece el mejor paquete de roaming, a veces es mas conveniente. 



  • Aplicaciones de mensajería móvil: Ya uses WIFI o redes móviles vas a necesitar una forma de comunicarte con tus seres queridos y la mejor opción son las aplicaciones de mensajería. En el caso de viajes, recomiendo aquellas que permiten realizar llamadas con buena calidad como Skype o Hangout. Fíjate cuál es la que utilizan tus amigos y familiares.

Precauciones:

Si vas a viajar con SIM propia, desactiva de inmediato el acceso a redes móviles y cualquier servicio telefónico. Para asegurarte que todo quedó desactivado, lo mejor es poner tu Smartphone en modo avión y activar sólo el WIFI de forma separada. Mientras estés fuera, nunca saques tu terminal de modo avión. Aprovecha las redes WIFI de hoteles, restaurantes y centros públicos. Si quieres usar WIFI y todas las redes a tu alrededor son cerradas, tu mejor opción es ir a un restaurante de comida rápida como McDonalds, que ofrece WIFI gratis a sus clientes. Basta con comprar un vaso de bebida y tendrás Internet. Lo mismo se aplica a los locales de Starbucks, un café e Internet gratis.

Nunca uses estas redes públicas, incluyendo las de los hoteles, para realizar transferencias bancarias o entrar a cuentas con información financiera. Lo mismo para compras con tarjeta de crédito.
Viaja sin gastarte una fortuna en Internet para tu móvil y, disfruta de la seguridad, no vayas a encontrarte con una tremenda cuenta al regresar a casa.

Publicado por: iFrank botello

Redactor del proyecto iSenaCode. Soy un chico de Granada apasionado por la tecnología y sobretodo fan de Apple.



Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item