Transfiere archivos desde tu dispositivo Android al pendrive con un USB OTG

Los terminales móviles, desde un smartphone hasta las tablets, están cada vez más extendidos en líneas generales. En muchas ocasiones la potencia de estos hace que nos planteemos utilizarlos en detrimento incluso de ordenadores personales dada la transportabilidad y autonomía de los mismos.


Hoy en iSenaCode os vamos a explicar qué es, para qué sirve y cómo se utiliza un USB OTG.
Las siglas de OTG significan "On The Go", algo así como "sobre la marcha", y hacen referencia a cualquier dispositivo que se puede conectar a través del puerto USB como un ratón, un Pen Drive, un disco duro o un teclado. Por ejemplo, gracias a OTG podemos enviar directamente nuestras fotografías desde la cámara a la impresora o conectar un teclado a nuestro tablet. Sabremos si el dispositivo en cuestión es compatible con OTG a través del siguiente logotipo.

¿Qué es el USB OTG?

El USB OTG es, por definición, una extensión de la norma USB que, como sabemos, permite la interconexión de distintos dispositivos entre sí que intercambian de forma automática la información necesaria entre ellos para que nuestra interacción sea la mínima. Esto es, enchufar y listo, o casi dado que algunos dispositivos cuentan con drivers propios que aumentan la experiencia de la conexión.

Mediante el OTG, los dispositivos conectados pueden hacer algo más que ejercer como maestro y esclavo, pueden cambiar el rol. El más claro ejemplo de maestro/esclavo en una conexión USB es el de los pendrives que usamos para almacenar información. Al conectarlos al ordenador, el pendrive es automáticamente esclavo y el ordenador toma el control, pudiendo acceder al pendrive para examinar el contenido y extraer información tal como ficheros de texto, imágenes, vídeos, música, etc.
Con el USB OTG, los dispositivos son capaces de iniciar una sesión al más puro estilo de un PC por el que pueden operar con dispositivos USB externos como pendrives, discos duros externos, teclados, módems USB, etc. Esta norma es útil, como veremos a continuación, dado que lo habitual es que los puertos USB, mini-USB o micro-USB son los más extendidos, sólo sirvan para poner nuestro dispositivo a cargar.

¿Para qué sirve el USB OTG?

El OTG, si nuestro dispositivo dispone de esa variación del protocolo USB, nos sirve para dar un uso bastante más práctico a la conexión USB de nuestro terminal, ya sea un tablet o un smartphone. Mediante el OTG podremos conectar un ratón a nuestro dispositivo y poder funcionar con él como si estuviéramos ante un ordenador, o un teclado para usar con tablets (funcionan también con smartphones aunque tiene menos sentido).

Hablamos de un teclado pero también podríamos hablar de un ratón y de más cosas ya que podemos conectar a nuestro smartphone o tablet un hub USB para disponer de varias conexiones USB a la vez y convertir nuestro tablet en un ordenador portátil. Por supuesto, cuando hablamos de dispositivos USB también hablamos de pendrives. Mediante USB OTG podemos grabar y extraer información de nuestros pendrives y discos duros externos con lo que las opciones de almacenamiento aumentan considerablemente, no dependiendo exclusivamente de la memoria interna del terminal o de la posible tarjeta microSD que le coloquemos.
Si combinamos las posibilidades de nuestro terminal Android con USB OTG con otro tipo de conectividad como la HDMI o la DLNA inalámbrica podremos utilizar nuestro dispositivo como reproductor multimedia sin límite de almacenamiento, usándolo como puente entre nuestros datos en el disco duro o pendrive y la televisión.

¿Cómo puedo usar mi USB OTG?

Utilizar el puerto USB como OTG es tan sencillo como conectar el dispositivo que queramos al puerto USB del tablet o smartphone y listo, salvando algunos obstáculos, claro está.

El principal obstáculo que nos encontramos es que los puertos USB tradicionales en los tablets y smartphones no existen. Habitualmente nos encontramos puertos microUSB y, en algunos casos más raros según la tendencia actual, miniUSB o microUSB. Para usar el puerto USB como OTG necesitaremos, por tanto, un adaptador. Son bastante económicos, menos de 5 euros en la mayoría de los casos, pero serán requisito obligado para poder operar con nuestros dispositivos USB.
Una vez tengamos el dispositivo conectado al USB, en el caso de teclados y ratones, deberían funcionar de forma automática sin necesidad de ningún tipo de configuración. En el caso de los pendrives y discos duros es distinto, para ellos necesitamos programas específicos para la gestión de ficheros que podemos encontrar en la Google Play Store.
Algunos fabricantes, como Google y sus Nexus, tienen herramientas específicas que permiten acceder al contenido de pendrives y discos duros sin necesidad de configuraciones, ROOT ni nada parecido. Sólo tenemos que navegar por las carpetas, seleccionar el fichero al que queremos acceder y reproducirlo, copiarlo, editarlo o lo que deseemos desde nuestro smartphone o tablet Android con USB OTG.

En algunos casos, según el fabricante, para poder tener acceso a la lectura/escritura en el dispositivo externo (pendrive/disco duro) necesitaremos habilitar la depuración USB. Esto se consigue de la siguiente manera:

Ajustes -> Sistema -> Opciones de desarrollador -> Depuración de USB



Lo marcamos y listo, USB perfectamente utilizable como enlace para un dispositivo de almacenamiento externo.

Publicado por: iFrank botello

Redactor del proyecto iSenaCode. Soy un chico de Granada apasionado por la tecnología y sobretodo fan de Apple.



Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item