Apple desveló Apple Pay, pero... ¿cómo funciona?

Apple Pay es la nueva plataforma de pagos de Apple por medio de NFC. La compañía presentó esta nueva alternativa para que comerciantes acepten pagos permitiendo a los consumidores utilizar ya sea el iPhone 6, iPhone 6 Plus o el nuevo Apple Watch.


Hacer pagos vía tu móvil no es nada nuevo ni algo que Apple inventó, es algo que existe hace muchos años gracias a la tecnología que proveen diferentes compañías pero a su vez, esta se había quedado estancada ya que no habían encontrado la manera de proveer una herramienta que sea fácil de utilizar para el consumidor y, sobre todo, segura.

Apple Pay funciona bien de forma simple. El primer paso es añadir tus tarjetas de crédito o cualquier otro método de pago que vayas a utilizar a tu aplicación de Passbook. Este proceso es sumamente fácil ya que la tarjeta la puedes escanear utilizando la cámara del iPhone 6 o iPhone 6 Plus. Una vez las tarjetas estén dentro de Passbook, este entonces funcionará como el puente para realizar los pagos en las estaciones que soporten el método utilizando el chip NFC que tiene el nuevo iPhone en el tope del equipo.

Se cobrará una comisión a los bancos

Sin embargo, las operaciones no serán del todo gratis. Apple ha anunciado que cobrará una comisión a las entidades bancarias por cada pago que los usuarios de sus dispositivos realicen con Apple Pay. La cantidad de esa comisión no se ha desvelado por el momento, pero las entidades bancarias deberán embolsar a la compañía.

El proceso es simple, solo tienes que apuntar el iPhone en modo horizontal hacia la estación de pago para que este reciba la información del método de pago utilizado. Pero eso si, no podrás pagar en ningún lugar sin antes colocar tu dedo en el Touch ID del equipo, ya que esto es requerido para realizar los pagos. Otra de las ventajas de Apple Pay es poder hacer pagos a través del Internet incluyendo el iPhone dentro de las aplicaciones.

Riesgos o temores por seguridad

Siempre van existir riesgos o temores por seguridad para la mayoría de los consumidores que no confían aún en estas tecnologías. Todavía conozco personas que no pagan la luz, el agua o el teléfono móvil por Internet y prefieren ir a la tienda o sucursal para asegurarse de que su dinero llegó y exigen su recibo. En el caso de la información de tus tarjetas, ni usted como usuario ni el comercio nunca sabrán el número ni información de la tarjeta, ya que esta es transmitida por una serie de números codificados que Apple genera aleatoriamente una vez usted añade el método de pago. La información no se guarda ni en su cuenta de iCloud ni en las copias de seguridad del equipo, lo que significa que al igual que con Touch ID, al hacer un restore tendrá que volver añadir toda la información.

Apple se encargó de hacer esto con toda la seguridad del mundo según lo aseguran y el proceso es sumamente fácil. En caso de que se pierda tu equipo, podrás entonces desactivar el sistema de pagos a través de Buscar Mi iPhone.

Publicado por: iFrank botello

Redactor del proyecto iSenaCode. Soy un chico de Granada apasionado por la tecnología y sobretodo fan de Apple.



Publicar un comentario

Destacado

¿Que dice nuestra comunidad?

Siguenos en las redes sociales



item